Skip to content

La última tumba, de Alexis Ravelo.

diciembre 6, 2013

   “La última tumba” (Edaf, 2013), es un excelente libro escrito por el grancanario Alexis Ravelo y que ha sido galardonado con el último Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe. Esta obra ya ha recibido muchos elogios, por lo que seré poco original al respecto.

   En cuanto a la trama, el protagonista, Adrián Miranda Gil, es un chapero drogadicto que ha sido condenado a más de veinte años de prisión por un crimen que no ha cometido. Entre rejas se rehabilita y planifica su venganza. La acción empieza a desarrollarse en el año 2011, cuando sale en libertad. Alguien le ha endosado un asesinato y le ha jodido sus mejores años. Se ha comido el marrón de otro. No sabe ni el quién ni el porqué. Solo sabe que quienes hayan sido lo pagarán con su vida. No parará hasta cavar las tumbas de todos los responsables. No le importa si, para conseguirlo, la última tiene que ser también la suya. No hay amor en su alma, solo ira y resentimiento. Podría dejarlo pasar e intentar rehacer su vida, trabajar en el supermercado de la familia y, de alguna forma, seguir hacia adelante. Pero eso ya no es posible.

   De esta novela destacaría su trama absorbente. Desde que empezamos a saber de la historia de Adrián, escrita en primera persona por él mismo, no es posible dejar de leer. No podemos parar hasta saber en qué acaba todo.  

   El estilo es limpio, fruto seguro de muchas horas de trabajo. No sobra ni falta nada. El ritmo, ágil. Los diálogos son excepcionales, imposibles de escribir por un desconocedor de la calle y de la gente. El idiolecto de cada personaje encaja con las dimensiones que los definen. Verosimilitud y contundencia, ahí es nada.

   La construcción de los ambientes también suma. La ciudad de Las Palmas y la isla de Gran Canaria aparecen ante nosotros en toda su riqueza y complejidad. Hay que patear mucho y observar con mirada aguda la realidad circundante para realizar esas descripciones.

   La novela negra no tiene que incluir crítica social. En este caso el autor decide que así sea y se lo agradecemos. Los libros de Ravelo son novelas sociales. Se nos muestra esa connivencia entre las castas políticas y empresariales que conduce al enriquecimiento, en muchos casos ilegítimo e ilegal, de quienes nunca pisarán una cárcel. Todo se compra con dinero y nada es una excepción. Por otra parte, se otorga voz a quienes suelen carecer de ella, por transitar sus vidas fuera del discurso predominante.

   A Alexis Ravelo lo descubrí con “Morir despacio”, la última de la saga protagonizada por Eladio Monroy, continué con “La estrategia del pequinés” y finalicé –hasta el momento- con “La última tumba”. Hay en todas ellas algo en común, una marca reconocible de autor y de calidad, pero también una evolución en la técnica y en el estilo. Son novelas con un argumento que nos atrapa y escritas de forma magistral que nos muestran que es compatible la calidad literaria con el entretenimiento.

  

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: