Skip to content

Café para dos

abril 22, 2015

La intención de seguir siendo solo amigos nos pareció algo moderno y civilizado. Fuimos al cine, a cenar y tomamos muchos cafés. Me esforcé en olvidar nuestro pasado sin conseguirlo. Cada vez que pagaba la cuenta, la cartera abierta y el fajo de billetes me recordaba todas las veces que había pagado por tener sexo con él.

Anuncios

From → MICRO-RELATOS

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: