Skip to content

Cristal de Murano

abril 22, 2015

El incómodo cadáver del mediador familiar yacía en el suelo con el cráneo destrozado. De la mano de mi ex-mujer se había caído el pisapapeles de cristal de Murano con forma de caparazón de caracol. Me miró y dijo: ¡A la mierda con el psicólogo! O le dejaba el apartamento en el Sur o no quitaba la denuncia por violencia de género.

Anuncios

From → MICRO-RELATOS

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: