Skip to content

Trillizos

enero 5, 2016

Llegó al centro comercial en hora punta y compró los pañales para los trillizos. Solo faltaba la leche semidesnatada para su mujer. Un empleado le indicó dónde se encontraba el pasillo que buscaba. Entera y desnatada. En polvo y condensada. Más marcas, tamaños y envases de las que podría recordar. Sin lactosa, esterilizada, fresca pasteurizada, de cabra y sabor canela limón. Enriquecidas con calcio, omega 3 y vitamina d. Todas las variedades menos la que buscaba. Lo siguiente que recuerda es los estantes desparramados por el suelo y la rodilla del vigilante de seguridad clavada en su espalda.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

One Comment
  1. cristiane permalink

    Seguro que de ahora en adelante harán la compra por internet. Rsrsrs y eso que la mujer no le pidió que comprara compresas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: