Skip to content

Terminus

mayo 9, 2016

Ahora recuerdo la primera vez que salí de Terminus. Tenía treinta años y fui al Distrito V a que me actualizaran el microchip subcutáneo. El último modelo incluía ya la unidad GZK. Ahora que la aguja traspasa mi piel, me vienen a la mente las caras sucias de los niños a través de aquellas ventanas por las que nos decían que no mirásemos. También recuerdo la primera bomba que pusimos en el Ministerio de Seguridad Nacional en el que trabajaba mi padre. Ahora que se me nubla la vista, recuerdo aquellos niños jugando al fútbol con los pies descalzos.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

One Comment
  1. Hummm, me gusta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: