Skip to content

Presentación de “Shine on you crazy diamond y otros relatos” en Las Palmas

junio 4, 2016

Ayer fue uno de esos días que no olvidaré nunca. Presenté mi libro “Shine on you crazy diamond y otros relatos” (Ediciones Idea) en el Museo Poeta Domingo Rivero de Las Palmas. Pude compartir ese momento con mis amigos, mi familia y otros colegas escritores, y tuve el privilegio de contar con José Correa como maestro de ceremonias.
Se habló de la novela y del relato, de política y de literatura canaria y de autores como Chéjov, Cortázar o Carver. Aprendimos, compartimos y nos reímos mucho. Se habló de los cuadros de Augusto Vives inspirados en El Bosco, de microrrelatos con Belkys Rodríguez y de muchas cosas con Jesús Ibrahim Chamali. Se habló de lo que significa ser padre. Se conversó sobre música y de cómo se puede escribir una novela escuchando sólo la canción Hotel California de los Eagles y los Nocturnos de Chopin. Alguien lloró. Se habló de idiosincrasia y de idiolecto sin usar estas palabras y se leyeron fragmentos de mis cuentos. Se citó a Munro y a Hemingway y se hicieron preguntas. Se habló de los escritores que escriben al alba y de los que trasnochan. Se elogiaron los talleres de escritura de Santiago Gil y de Alexis Ravelo. Se habló de encuentros sobre el whisky y la literatura a los que acuden escritores que beben ron. Un asistente que prefiere mantenerse en el anonimato habló del minimalismo y de la búsqueda de lo esencial en diferentes ámbitos de la vida. Descubrí que la escritora Dolores de la Fe era tía de mi compañero de trabajo José Víctor. Se recordó aquella voz maliciosa de Borges que dijo que a “Cien años de soledad” le sobraban cincuenta años y se argumentó que a ese libro no le sobra ninguna página. Se habló sobre todo de literatura y de la vida, que a veces vienen a ser lo mismo para algunas personas. Gracias a todos los que decidisteis compartir todo eso conmigo.

Anuncios
2 comentarios
  1. Me ha gustado muchísimo esta entrada. ¡Qué buena manera de poner por escrito lo que sucedió en esa ocasión! Por lo que leo, fue una experiencia literaria y humana enriquecedora.

  2. Gracias, Óscar. Fue un acto entrañable. Quizás yo no pueda ser muy objetivo. En las redes sociales, uno de los asistentes, el escritor Jesús Chamali, escribió lo siguiente:
    “Fue una de esas ocasiones en las que la complicidad, el buen rollo y la mejor literatura corrían por el ambiente como si fueran algo gratis. ¡Ah, espera, es que son gratis y, además, gratificante! Me lo pasé muy bien, como si de una tertulia entre amigos se tratara, con la traquilidad de que de allí saldría más sabio que cuando entré y mucho más contento. Objetivo conseguido.
    Estoy pegado a tu libro, Borja. Lo estoy leyendo mientras escucho a Pink Floyd con mis auricurales puestos, a tope, como si no fuera a haber un mañana, con un martini en la mano (mexclado, no agitado, por favor) y dejando que el sol lo llene todo. No conozco mejor manera de ser feliz.
    Muchas gracias por todo, pero sobre todo, por ser tan buen cuentista”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: