Skip to content

La Central

junio 5, 2016

Desde la Central nos comunicaron que teníamos que hacerlo, no había alternativa. Debíamos continuar con el plan establecido. A Mike le angustiaba arrastrar el peso de esa culpa durante toda la vida. A mí me preocupaba que algo dentro de mí se rompiera y que no se pudiera arreglar nunca. Teníamos miedo y teníamos dudas, pero era demasiado tarde para contactar con la Central. Cuando supimos que no teníamos elección y que íbamos a seguir adelante, nos sentimos serenos.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: