Skip to content

Crónica de una muerte anunciada

junio 10, 2016

El día en que se iba a morir, Santiago desatendió las advertencias del servicio de meteorología. Al salir a la calle, desoyó al vecino zarandeado por la fuerza del viento. Caminando por el bulevar, esquivó los restos de una maceta de lirios blancos hecha añicos contra la acera. El sonido de su móvil lo detuvo en un cruce de calles. Cogió el teléfono mientras una cornisa se desprendía de la fachada de un edificio. Unos segundos antes de que el golpe le descerrajara la cabeza, escuchó unos aullidos ininteligibles en el aparato.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

2 comentarios
  1. Formidable versión del clásico de García Márquez. Esa llamada en el cruce de caminos decidió por él… Simbólico micro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: