Skip to content

Mi otro yo

junio 21, 2016

Aunque ustedes no lo crean, era mi otro yo. Si hubiera dejado a Laura y la carrera que mi padre quería que estudiara por aquella chica extranjera y su loca aventura, me habría convertido en ese otro. Cuando nos encontramos, mi otro yo pensó que había perdido la razón y yo pensé que aquello no era posible. Le pregunté si era feliz y respondió que no lo sabía. Solo para demostrar que era yo quien había tomado las decisiones correctas, lo empujé a las vías del metro y lo maté.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: