Skip to content

Donovan

agosto 13, 2016

Después de dos años de terapia, Donovan lo consiguió. Pudo leer durante una hora sin consultar ninguno de sus aparatos electrónicos. Al atardecer, disfrutó de la puesta de sol desde su azotea y percibió el olor de los tomates que plantaba su vecina. Escuchó música y estuvo un rato sin hacer nada. Por la noche pudo dormir sin pastillas por primera vez en mucho tiempo.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

4 comentarios
  1. Sheila Mares permalink

    Me dejes con la curiosidad, quiero saber que le pasaba exactamente. Adicción a los medios electrónicos o quizás el estrés que arrastra esta sociedad. Pero me inspira tranquilidad ya que disfrutar de esos ratos para uno mismo y examinar tu alrededor es lo que te hace ver como nos complicamos a veces la vida.

  2. Me encanta el detalle de los tomates. Olor de los tomates en mata es muy característico y evocador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: