Skip to content

Policía Ciudadana

noviembre 5, 2016

Arthur se descargó la aplicación del Gobierno motivado por el eslogan de que todos llevamos un policía dentro. Salía a patrullar y enviaba sus fotos al Ministerio de Seguridad Interior. Con el programa de reconocimiento facial ningún infractor se libraba de su sanción, ni madres maltratadoras ni peatones que no usaban los pasos de cebra. A él nadie le había denunciado hasta aquel día que sacó a pasear a su perro sin la bolsa para los excrementos. Aunque no había nadie mirando, hizo lo correcto como miembro de la Policía Ciudadana: se hizo un selfie y se autodenunció

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

8 comentarios
  1. Interesante relato. Me pregunto qué pasaría si existiera esa app… Final divertido. Un saludo.

  2. Vaya, todo un Lucio Junio Bruto redivivo 🙂 🙂 🙂

  3. Sheila Mares permalink

    jajajaja. Muy bueno, esto estaría muy bien. Así muchas infracciones graves no se pasarían por alto, lo malo que al final como siempre pagarían justos por pecadores. Me ha gustado una buena imaginación y divertido,. Saludos.

  4. Una app de paranoia social, no me extrañaría nada que tuviese éxito, tiempo al tiempo. El final muy conseguido, el cazador, cazado. Un abrazo

    • Gracias, Carlos. A mí tampoco me extrañaría que una app así tuviera éxito. Activaría nuestro juez interno hacia los otros y quizás también hacia nosotros mismos. ¡Otro abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: