Skip to content

Niebla

diciembre 4, 2016

El primer día amaneció brumoso y a la mañana siguiente ya no pudimos salir de nuestras casas. Al tercer día, la nube amarilla lo inundó todo y dejaron de funcionar las comunicaciones. Del limonero solo se veía una rama que rozaba la ventana de la cocina. El vapor se colaba bajo la puerta y por las rendijas de los cristales. La luz se apagó y llegó la oscuridad. Me encerré en mi habitación leyendo bajo la llama de una vela y esperé a que llegase el final. Ahora estoy escuchando el sonido de la aldaba, fuerte pero pausado.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

6 comentarios
  1. SalvaCifi permalink

    Muy bueno. Me ha recordado “La niebla”, la peli de Frank Darabont, basada en la novelita de Stephen King. Una peli con uno de los finales más desasosegantes que hay.

  2. Intrigante, me ha gustado. He buscado sobre la Gran Niebla de Londres y he encontrado una noticia reciente que habla de los procesos químicos que provocaron las muertes, entre otros la quema masiva de carbón. Lo dicho un relato inquietante. Enhorabuena.

    • Gracias, Carlos. Viniendo de ti, ese cumplido vale doble. Respecto a la “Gran Niebla” de Londres, parece que fue como dices. Diría que el gobierno conservador de Churchill encubrió la realidad de lo sucedido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: