Skip to content

Voces

diciembre 31, 2016

Cuando hacíamos el amor, le pedía que me susurrase al oído palabras dulces y palabras sucias con su acento italiano de Arezzo. El collar se movía entre sus pechos pequeños y el cabello negro le caía sobre los hombros. En la siguiente actualización del software le descargué una voz francesa de la Provenza y un perfume con olor a vainilla.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

One Comment
  1. Que bueno, tal vez anticipo de una realidad virtual que ya nos acecha. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: