Skip to content

Russian Red

enero 6, 2017

Llegó de madrugada con la euforia que le daba el alcohol en su juventud y le escribió un “Te quiero” en el espejo del baño con su pintalabios Russian Red. Quería darle una alegría antes de que se fuera a trabajar. Luego llegaron el matrimonio y los hijos. Las frustraciones y las decepciones. Los reproches, las infidelidades y el no querer reconocerse a uno mismo. Se aferraron a aquel “Te quiero” del espejo y nunca tuvieron el valor de borrarlo por miedo de lo que pudiera pasarles.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

7 comentarios
  1. Brillante uso de la elipsis. Excelente cuento.

  2. Construir y romper espejos.
    =O)

  3. muy bueno gracias por compartir

  4. POR DESGRACIA ESO PASA MUCHO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: