Skip to content

Ficciones

febrero 4, 2017

Estuvo demasiadas horas leyendo aquella novela descatalogada de hojas amarillentas y polvorientas que quemaban los ojos. Estaba exhausto. Había llorado y se había hecho sangre al morderse los labios. Había amado y había odiado. Quería sosegarse y decidió bajar al bar a tomar una cerveza y a ver el partido. Después de tanta realidad necesitaba la ficción de juntarse con los otros y que todo volviera a ser mentira de nuevo.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

7 comentarios
  1. La realidad y la ficción, un tema inagotable. Excelente micro. Un saludo cordial.

  2. Otro de mis microcuentos favoritos de tu blog, y probablemente dentro de mi top 100 en general. Me emocionó y sensibilizó. Hermoso.

  3. Jesús Ibrahim Chamali. permalink

    Amigo, cada nuevo relato tuyo que leo me parece tan sublime que me cuesta creer que se pueda superar, y sin embargo, lo consigues una y otra vez.
    ¡Qué grande eres !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: