Skip to content

El amanecer de los vivos

marzo 21, 2017

Se asomó por la escotilla y contempló la amalgama de colores que emborronaba el horizonte sobre el mar. Cerró los ojos y se dejó acariciar por el aire fresco que subía del valle. Intentó recordar el olor de los manzanos que había plantado con Joe  y de los que ahora solo se veía su macabro esqueleto. La alarma del reloj interrumpió sus pensamientos y miró la aguja del contador Geiger. En el búnker solo se escuchaba el llanto de hija. Cerró la escotilla y se despidió de la Tierra hasta el siguiente amanecer.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: