Skip to content

Canadá

agosto 5, 2017

La madre de Bud se había quedado embarazada de él tras una serie de apasionados y fortuitos encuentros con aquel hombre que había sido vendedor fracasado de coches e intermediario de carne robada por los indios. Bud siempre supo que las sendas de la vida no se escogen con libertad, uno es arrojado a una u otra por hechos azarosos. De su padre solo conserva un dólar de plata que ahora gira una y otra vez sobre la palma de su mano mientras aquella chica lo mira suplicante.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: