Skip to content

El idiota

noviembre 25, 2017

   El día en que K decidió convertirse en un idiota cambió su smartphone por su primer teléfono y anuló sus cuentas en las redes sociales. Dejó de seguir las noticias, retomó la costumbre de quedar con sus amigos en el Gabinete Literario y volvió a cartearse con los que estaban lejos. El día en que K se convirtió en un idiota, se sentó en el Parque de la Alameda a respirar y observando una brizna de hierba pensó que era tan importante como una estrella. Mientras tanto, la gente corría despavorida a su alrededor sin saber por qué.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

24 comentarios
  1. Con tanta tecnología, estamos perdiendo la capacidad de conectar con la verdadera esencia de las cosas. Una lástima.

    • Coincido contigo, Lucía. Creo que el abuso o el mal uso de las nuevas tecnologías proporciona una sensación de hipercomunicación que no implica una conexión saludable entre las personas. ¡Un saludo!

  2. A veces es bueno convertirse en idiota. Excelente texto. Un abrazo y buen fin de semana.

    • Gracias, Carlos. Coincido contigo. Es un proceso sano ser un poco idiota y alejarse de ciertos “péndulos” negativos de esta sociedad post-moderna. Otro abrazo y buen fin de semana para ti también.

  3. Si la gran mayoria nos convirtieramos en idiota, te aseguro que el mundo fuera muy distinto. Muy hermoso y profundo tu relato. Un abrazo

  4. ¡Un abrazo! Con tu permiso, reblogueo hoy, recién visto, tu post. 🙂 🙂

  5. tiro a la basura lo superfluo y aquilató lo esencial

  6. eye opener post—- that’s so true we are living a dead and deaf dumb life. only our eyes see, read and know about the happenings around us but the feel is lost
    I wish we become idiots again to love, live and share our griefs and reliefs with humans

    • I´m agree with you. The mass media show us only the dark side of the world, never good happenings. The treasure is in the small things around us in the present time. Thank you very much for your reading and contribution to the text.

  7. Cristiane permalink

    Tristemente nos identificamos con esa realidad…

  8. Que buena descripción de lo que es ser “idiota”, deberíamos irnosmpasando a ese bando.
    Saludos !

  9. Lo más increíble, Borja, es que ese mundo idílico al que K ha regresado lo conocimos “ayer”, como quien dice. Y, sin embargo, parece tan lejano…

  10. Espero, con el tiempo, llegar a ser igual de idiota 🙂

Trackbacks & Pingbacks

  1. EL IDIOTA. – manologo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: