Skip to content

La montaña mágica

diciembre 8, 2017

   Desde que Behrens le dio los resultados, Hans había disfrutado de la sensación de caminar entre los abetos nevados. Había sucedido tanto en aquel tiempo que todo era un recuerdo borroso. Entendió el significado de su existencia y cómo los elementos se conectan en el Universo. La ausencia temprana de su madre y los ojos tártaros de Clavdia. Las risas despreocupadas de sus hijos y las cargas que duelen. Una mano huesuda que aprieta la tuya con una sonrisa llorosa mientras la fuerza abandona tu cuerpo. Todo se agolpó mientras Behrens seguía hablándole de la biopsia.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

7 comentarios
  1. Tengo que reconocer que me has dejado sin palabras, Borja: no has podido captar mejor ese momento terrible en el que, no sé por qué, imagino que todos quisiéramos volver a ser niño para que nuestra madre nos espantase los miedos con un abrazo… Un texto precioso. ¡Buen fin de semana!

  2. Bien, bien ¡Bien! Directo a la esencia, conciso pero a la vez extenso pese a centrarse en un único momento revelador. Y sobre todo es una genial invitación. Enhorabuena.

  3. Me gustó, dices toda una historia, en pocas palabras, excelente microrelato.
    Abrazos de luz

  4. Me a gustado en cada palabra que leo la imagino. Muy lindo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: