Saltar al contenido

agosto 12, 2018

   Llegó el momento crucial de la noche: ella y yo frente a su casa. Antes no sabía interpretar las señales de avance y de retroceso, ahora es más sencillo. Le pregunto si accedería a cumplimentar el cuestionario RSC4A y responde que sí. Va marcando cruces en algunas casillas y en otras no. Escribimos nuestros nombres y firmamos. Al flanquear el umbral le doy un cachete en el culo y ella se gira. Su mirada: ¿reprobatoria o juguetona? El miedo me paraliza un instante. Compruebo mi temblorosa copia del cuestionario y respiro aliviado mientras ella sonríe pícara

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

One Comment
  1. Si es como yo lo he entendido, me parece muy apropiado a los tiempos que corren en materia de relaciones. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: