Saltar al contenido

Así habló Zarathustra

octubre 19, 2018

   Se preguntó cómo quería conservar aquel momento si un demonio le obligase a revivirlo una y otra vez hasta el infinito. Quería saborear el miedo de la derrota y el éxtasis de la lucha. Se desembarazó de la venda de los ojos y miró con serenidad al pelotón de fusilamiento. Escuchó la descarga de los rifles y sintió el golpe y el calor húmedo sobre su pecho. Todo se volvió negro un instante antes de que la puerta de la eternidad se abriese y comenzase un nuevo retorno.

Anuncios

From → INICIO, MICRO-RELATOS

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: