Saltar al contenido

Queríamos tanto a Víctor

junio 1, 2019

   Desde que Víctor (padre) murió, Víctor (hijo) empezó a fumar su marca de cigarrillos y a seguir a su equipo de fútbol. Se dejó la misma barba que su padre y se afilió a su partido político. Él, tan ajeno a esas cosas. Él, tan en las antípodas de aquellas ideas. Adoptó su tono de voz y sus gestos y empezó a usar su ropa. Ahora golpea la puerta de su novia dominicana (eso nunca se lo había perdonado) y ella aparece en el umbral. Ya llegué, dijo Víctor. Pasa, te estábamos esperando, responde ella.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: