Saltar al contenido

Excalextric

diciembre 29, 2019

   Muchas cosas se consiguen cuando dejan de importarte, eso también me pasó con el Excalextric. Ese juguete ocupó el primer lugar de muchas cartas a los Reyes Magos durante unos años en los que mis padres me decían que “venían pobres”. Ayer mi hijo lo descubrió al abrir el papel de regalo que lo envolvía. Lo miró sin ilusión y pasó al siguiente de muchos paquetes. Luego jugamos un rato haciendo correr los coches y nos aburrimos enseguida. Hoy me he levantado y he descubierto a nuestro cachorro mordisqueando las piezas mientras movía el rabo. Él sí parecía divertirse.

 

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: